Oda al metro…de Madrid

En pleno descarrilamiento de la política española, tirada por la locomotora económica de ese tren llamado Deseo –de que no nos echen del euro, de acabar con cinco millones de parados, de ocupar el lugar que nos corresponde dentro y fuera del mapa comunitario y de una largo etcétera- echo la cabeza hacia atrás, frunzo el ceño para mayor concentración y le dedico unas líneas a mi añorado Metro de Madrid.

Nada como pasar una temporada fuera de España para aprender a apreciar sus muchas, aunque a veces disimuladas, ventajas y virtudes.

El transporte público, español por extensión, madrileño por uso y ahora, disfrute; entra de lleno en esta categoría de cosas que se aprenden a estimar desde la perspectiva que ofrecen un puñado de kilómetros de distancia.

El transporte público de Londres es caro. De hecho, más que caro, extremadamente caro. 

Llama la atención que la cuna del ferrocarril tenga tan olvidado al protagonista de la Revolución Industrial, que lucha a brazo partido por quitar las matas de hierbas que crecen en sus vías. A la espera de que salga a concurso el próximo año la modernización del entramado ferroviario del paísoído cocina en Renfe, ADIF, CAF, Acciona…-, los amantes del traqueteo y del runrún de la locomotora tenemos que conformarnos con pillar sitio en los igualmente vetustos asientos del metro de la capital.

Eso si tenemos suerte y no es fin de semana, o puente, o vuelta de vacaciones, o día de votaciones, o de desfile, o de lluvia. He aquí que aunque las comparaciones son odiosas, de vez en cuando se hacen necesarias y es precisamente en este punto, el de los días de lluvia, en el que más en común tienen un metro que vuela y otro que hace lo que puede.

Aquí, los días de lluvia, que a la sazón son el 75% de los 365 de cada año, el metro va a pedales. Como en Madrid, vamos. Sólo que por agravio comparativo, la faena es mucho mayor. Y más habitual.

Recuerdo con una sonrisa la que se montó cuando Espe decidió subir el precio del billete de metro de 1 euro a 2 para llegar al aeropuerto. ¡Ja! Exclamo mentalmente cada vez que paso la Oyster Card (un prodigio misterioso de la tecnología británica, que logra que nadie sepa cuánto paga por viajar, a la par que nos deja a todos contentos con un, si no imaginario, incomprensible ahorro). ¡Prueben a coger el metro Londres para que quejarse de un trayecto caro! Para los de números, un apunte: el abono mensual para cinco zonas (el equivalente al B2 madrileño) cuesta la friolera de 170 libras al mes. Añádanle el coste emocional de los disgustos que nos cuesta cada día a los que, como decía, sufrimos retrasos por los motivos más peregrinos.

En el capítulo horario gana una vez más el metro madrileño. Y por goleada ahora que estamos de Mundial.  Olvídense de trasnochar si no viven en el centro, centro. Los autobuses nocturnos son terriblemente caros, insoportablemente incómodos y desesperantemente lentos. Tanto, que lo que el metro recorrería en 30 minutos, el autobús se toma casi dos horas. Y en las horas de madrugada no hay excusa, ni atasco, que valga.

A favor del metro londinense destacaré dos aspectos. El primero, su personal, que le da cien mil vueltas al chulapo. Son amables, educados y lo más importante, eficientes. Te saben explicar cómo llegar a donde necesitas, qué combinaciones son las más adecuadas y ojo al dato, siempre te venden el billete más económico para ti, nada de mirar por el bien de las arcas patrias.

En segundo lugar, el metro en España lo hemos pagado en gran medida gracias a los contribuyentes británicos y alemanes, lo que me ayuda a ser más tolerante cada miércoles, día en que los habituales en el metro recibimos el boletín de los disgustos. Léase, la actualización de qué líneas cerrarán el próximo fin de semana.

Chapeau!

Deja un comentario

Archivado bajo De Domingo en..., Londonízate - Londonízame

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s