Una fotocopia compulsada, 4,5 libras. Ver la cola para entrar al consulado, no tiene precio

Ni al más avispado creativo de Master Card podría habérsele ocurrido tamaña variante de su último eslogan.  Y es que las colas que se forman para entrar al consulado español en Londres son de aúpa.

Pongámonos en situación. 12:00am, día de verano mas propio del julio sevillano que del junio londinenses –vamos, rozando los veintimuchos, treinta y pocos a la sombra-. Viernes, para más inri. Los coles ingleses están cerrados por vacaciones y a los cientos de miles de padres españoles afincados en la ciudad les entra la urgencia de documentar a sus retoños con vistas a disfrutar de las tan ansiadas vacaciones…en España.  Y para eso toca regalarles un par de días a los funcionarios españoles como ellos, afincados en Londres.

Me gustaría dejar claro antes de nada que no todos los funcionarios responden al arquetipo y que hay algunos, los menos, por desgracia, que valoran su trabajo y se esfuerzan cada día por hacerlo o mejor posible.  Vaya por delante que, al menos en la experiencia que la que suscribe ha tenido hasta el momento, dicho espécimen de la familia del funcionaris hispanis brilla por su ausencia. Vamos, que lo único positivo que han adoptado los funcionarios aquí es la puntualidad inglesa…para marcharse, porque para empezar a trabajar, mejor nos agarramos a las viejas costumbres españolas.

El caso es que tener que ir al consulado es un dolor. De bolsillo, de cabeza y de epidermis, que el churruscar de las pieles españolas poco curtidas también hay que tenerlo en cuenta. Para poder  compulsar cuatro fotocopias del pasaporte hemos tardado un mes, cuatro viajes a las dependencias consulares, 25 libras y unos cuantos enganchones con los funcionarios del lugar.

Primera sorpresa, si quieres compulsar una fotocopia (aquí, o tienes la suerte de que te lo haga tu banco, o a pasar por caja -consular- se ha dicho) vete con dinerito, porque te soplan la nada despreciable cantidad de 4,5 libras por cada una. Eso sí, “depende del cambio, puede que varíe unos centimillos, pero vamos, que tampoco es para tanto”, funcionaria cajeril dixit.

Ojiplática ante tal atraco, pregunto candorosamente que desde cuándo se cobran estas labores (huelga decir que el consulado está plagado de carteles advirtiendo que “aquí no se hacen fotocopias, tráigalas ya hechas”) y me suelta que no sabe, “pero es que claro, que las tiene  que firmar el cónsul personalmente” y eso, además de su valioso tiempo –prueba de lo valioso del mismo es que tienes que esperar tres días hábiles para recogerlas- cuesta mi valioso dinero. “¡Ja!” respondo mentalmente… ¿cuándo se ha visto a un alto funcionario, español para más indicaciones, firmando de puño y letra las vulgares fotocopias del más común de los mortales?

Vuelvo tres días después. Me encuentro la cola habitual. Pregunto educadamente al guardia civil que hay en la puerta, que nada amablemente me responde de vuelta que espere en la calle para entrar. Espero, impacientemente, tres cuartos de hora. Pongo pie en el consulado a las 13:24. La oficina de certificaciones cierra a las 13:30, por lo que…”¡Vuelva usted otro día!”.  Así lo hago, misma cola, mismo retraso, misma cantinela. Tercer intento, “aquí tienes guapa”. Grrrrrrrrrrrrrrrrrrr.

Chapeau!

2 comentarios

Archivado bajo De sombreros y otras historias, Londonízate - Londonízame, Money Money

2 Respuestas a “Una fotocopia compulsada, 4,5 libras. Ver la cola para entrar al consulado, no tiene precio

  1. Cris

    Weno pero tienes el papel nop y ya que hablamos de consulados y embajadas varias yo asesinaría a todos los funcionarios/as de la embajada de USA en madrid porque te dan cita a las 9, pasas a las 10 y sales a la 13 ole y ole que arte y que eficacia que no eficiencia que se dan para luego decirte que te cobran 200$ de gastos de tranmitación, claro que ocn la ley de sanidad de Obama deben estar caninos los pobres y eso por o contar la maravillosa cinta gracia por una latina que me se de memoria, porque lo operadores de verdad son un mito es todo mentira y cuando por fin hablas ocn uno es en inglés porque a los pobres que saben español les deben tener en el sótano picando piedra así que suma y sigue

  2. Pingback: Los números de 2010 | El bombin's Blog

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s