Alto en el camino…a Downing Street

Hoy es la jornada de reflexión. Aunque he estado siguiendo el desarrollo de la carrera por alcanzar la meta del numero 10 de Downing Street, he preferido mantenerme al margen y no ahondar mucho en el tema.

No obstante, aprovechare que a estas alturas todos los votantes ya tienen su papeleta rellena y a buen recaudo, para comentar un poco lo que, en mi humilde opinión, ha supuesto una novedad en la cita electoral de este año.

  • La irrupción de Nick Clegg (que no pocos periodistas locales han querido ver como un eco de la irrupción de otro torrente, este ultimo real, de lava, con cenizas y todo –y que cenizas! -) ha sido cuanto menos refrescante. Huelga decir que me hubiera encantado tener a una primera dama con dos apellidos, llenos de zetas y acentos, y no solo por lo cercano de esta elección, sino porque la decisión de Miriam González Durántez, aka Mrs Clegg, de mantenerse al margen de las ‘photo-opps’ que tanto gustan las señoras de Cameron y Brown me parece mas que respetable, encomiable. Hasta hoy, que ha preferido salir del cascaron y dejarse ver junto a su marido.

 

  • Siguiendo con el amigo Nick, y a como la propuesta de los Liberales Demócratas pivota en torno a su candidato, personalizando las elecciones mas personalistas que ha sufrido la Gran Bretaña en las ultimas décadas.  Ojear cualquier panfleto de los Lib-Dems es sinónimo inequívoco de mirar un Clegg sonriente, fresco, como recien levantado. Y poco mas. Porque lo que es la propuesta en si misma tiene mucho de ambición y poco de desarrollo: acercamiento a Europa, nada de descartar una futura adopción del euro, inmigración si pero de la de dinerito, tijeretazo a los bonus millonarios de los jerifaltes de la banca y revisión de los impuestos. Y ahí acaba la cosa.

 

  • A quienes les guste el diseño y la política tanto como a servidora, se habrán percatado que esa imagen cuidada al extremo que tantos puntos ha hecho ganar al tercero en discordia en los debates televisados no ha llegado, ni de casualidad, al arte final de posters, panfletos y otros aparatajes comunicacionales. Para muestra, un botón. O millones, como los que han recolectado en www.thestraightchoice.org una web muy interesante que analiza los panfletos mas polémicos de un vasto abanico de partidos.

 

  • De hecho, me atrevo a decir que el huracán Nick, como los mas afines han dado en llamarle, ha levantado la mayor polvareda entre otros partidos de menor tamaño y calado, mayoritariamente reaccionarios. El auge de un tercer partido con algo que decir en el Parlamento durante los próximos cinco años ha levantado viejas ampollas entre los indepentistas británicos, los republicanos idem, los verdes, y los que pasaban por allí. Cabe destacar que Clegg debe tan raruno apellido, que dirían los compis de Muchachada Nui, a padres holandeses y nórdicos, tiene mujer española ,el mas británico de sus hijo se llama Antonio y esta dispuesto a ceder todo lo que haga falta para que la Unión Europea se convierta en una organizacion supranacional como esta mandado. Se pueden imaginar las reacciones: Reino Unido para los ingleses, el trabajo para los mismos y el euro, cuanto mas lejos, major.

 

  • Los bigotes de Gordon Brown. El líder laborista ha empezado la carrera de fondo cansado, resignado a lo que se le venia encima, con un roto en las cuentas nacionales y un agujero aun mayor en el bolsillo de su partido. Buena prueba de ello es la austeridad que ha gobernado su campana. Fuera cual fuera el tema de su arenga, la linea conductor de sus propuestas, la respuesta ha sido unánime y rotunda: majete, lo que no habéis hecho en 14 años, no lo vais a hacer ahora. ‘Hipocritas’ estall’o  el todavía primer ministro cuando pensó que no le oían –a micrófono abierto en plena entrevista en Sky -. Por eso, a estas Alturas, Brown se agarra con fuerza a los bigotes de aquella pensionista que tan mal parada ha querido salir de este asunto, mejor eso que la crisis de marras, pensara el buen hombre. 

 

  • Y por ultimo, que no menos importante, David Cameron. La esperanza del conservadurismo nacional, la ceja levantada de las Viejas glorias del susodicho y de acuerdo con las ultimas encuestas, el Nuevo primer ministro británico. Veremos a ver. De momento, quienes no tiene dudas son los regentes de conocidas discotecas londinenses, que desde hace meses vienen organizando fiestas de celebracion para la noche electoral (la de hoy). El tema no deja lugar a dudas: los ochenta, con Margaret Thatcher como telonera en flyers y carteles de reclamo , David Bowie y Elton John de banda Sonora.

 

  • Lo dicho, pasen y vean, y se sienten con ganas, apuesten a caballo ganador. Si no, aprovecho para recomedarles las alternativas al tedio del recuento de votos que hemos recopilado en www.elcolectivolondres.com

Chapeau!

Deja un comentario

Archivado bajo Londonízate - Londonízame, Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s